Mostrando 1 - 16 de 218 items

Calefacción

Con la llegada del frío todos queremos preparar nuestro hogar con un buen sistema de calefacción. Claro que para elegir el más adecuado antes deberemos de saber en que consisten los diferentes tipos que podemos encontrar. En esta ocasión vamos a centrarnos en los equipos independientes de calefacción mediante resistencias eléctricas.

En primer lugar vamos a ver la diferencia entre un radiador y un convector.

Un convector calienta directamente el aire que traspasa por unas resistencias que se calientan gracias a la corriente eléctrica. El aire caliente al pesar menos asciende por convección y calienta la estancia. Se trata de un sistema de calefacción que puede tener un alto consumo si con él se pretende calentar grandes estancias. Por el contrario pueden resultar muy cómodos para calentar pequeñas dependencias como el cuarto de baño o la cocina. Este sistema tiene la gran ventaja de que calienta la habitación donde lo coloquemos en muy poco tiempo.

Su uso resulta muy cómodo ya que son ligeros de transportar y no necesitan ningún tipo de instalación, tan solo un enchufe. Quizás el inconveniente que tienen es que pueden resultar un poco ruidosos.

Los radiadores eléctricos tampoco necesitan de una instalación tan solo enchufarlos a la corriente eléctrica. Este tipo de sistema de calefacción permite un importante ahorro de consumo ya que existe una gran cantidad de radiadores de bajo consumo donde elegir. Además los radiadores son aconsejables para calentar habitaciones más grandes que las que se recomiendan para calentar con un convector. Los radiadores tardan más en calentarse pero mantienen más tiempo el calor.

A la hora de decidir qué es mejor si un radiador o un convector tendremos que tener en cuenta todas estas características y ver cuales de ellas se adaptan mejor a las necesidades que tenemos. No necesitaremos lo mismo para calentar una casa en el Pirineo que en la costa, o para calentar un cuarto de baño o un dormitorio. Así pues si nuestra pregunta es si convector o radiador, tendremos que analizar nuestras necesidades y decidir que sistema va a cumplir mejor nuestras expectativas.

Tras esta comparativa radiador vs convector, vamos a analizar otro de los sistemas de calefacción eléctrico del que podemos hacer uso. Se trata del emisor térmico.

Los emisores térmicos son un tipo de calefacción fija que funciona conectada a la corriente eléctrica.Disponen de unos acumuladores que provocan el almacenamiento de la energía que será utilizada posteriormente y cuando sea necesario en forma de calor. Existen de dos tipos: estáticos y dinámicos. La diferencia está en que estos últimos incorporan un ventilador que ayuda a empujar el aire caliente. Podemos encontrar emisores térmicos de tres tipos: estáticos, de aceite y cerámicos.

También existen radiadores de aceite, pero una de las principales diferencias entre el radiador de aceite y el emisor térmico es que el radiador de aceite no requiere de instalación y es transportable. Por el contrario el emisor térmico necesita de una pequeña instalación. El emisor térmico al tratarse de un sistema fijo de calefacción solamente nos va a permitir calentar la habitación donde lo tengamos instalado, mientras que el radiador de aceite nos da la oportunidad de poder transportarlo a las diferentes habitaciones de las que dispongamos en función de la necesidad que tengamos. El problema puede ser que en función del tamaño de la habitación que queramos calentar debemos de adquirir uno de una potencia u otra. En el caso de los emisores térmicos habremos elegido el tamaño y potencia de cada uno de ellos acorde a la estancia donde lo vayamos a instalar. En el caso de los radiadores de aceite, en algunos casos se puede quedar corto y en otros ser excesivo ya que en el caso de disponer de un único radiador el tamaño de este será único mientras que el tamaño de las habitaciones irá variando.

Si nos planteamos qué es mejor si un radiador o un emisor térmico todo dependerá de nuestro presupuesto económico y de la cantidad de aparatos que necesitemos. Tenemos que tener en cuenta que los radiadores de aceite tienen un alto consumo energético por lo que si nuestra intención es adquirir varios de ellos para no tener que andar transportándolos de una habitación a otra , la factura de la luz puede tener un incremento importante. Por otra parte al poderse transportar podemos evitar el tener que comprar un aparato para cada dependencia como supondría en el caso de decidirnos por la instalación de emisores térmicos.

Quizás si tenemos grandes necesidades de calefacción sea más apropiado la instalación de emisores térmicos aunque el desembolso inicial es superior. En función de tus necesidades tú debes decidir si radiador o emisor.

En la actualidad podemos encontrar multitud de modelos de emisores en el mercado que se van a adaptar perfectamente a nuestras necesidades de potencia, tamaño… Por ejemplo el emisor térmico Orbegozo RRM-1310 tiene la potencia necesaria para calentar una habitación de tamaño medio. Podemos encontrar este mismo modelo con más o menos potencia, con más o menos elementos…

Resumiendo un poco la idea sería la siguiente:

-El convector sería apropiado para calentar pequeñas estancias de la casa como un cuarto de baño o una cocina o como complemento puntual a otro tipo de sistema de calefacción.

-Un radiador podría ser una buena opción cuando queramos utilizarlo como sistema de calefacción para vivienda no muy grandes o como complemento a otro sistema de calefacción.

-Por último los emisores térmicos sería un sistema adecuado cuando nuestras necesidades de calefacción sean más grandes, cuando nuestra vivienda sea más grande.

Tanto un radiador como un emisor térmico emiten una temperatura mucho más homogénea y como agitan menos el aire que los convectores ni hay tanto polvo en el aire ni este está tan seco. Además la sensación de calor que producen también es mayor a la de los convectores.

Otra ventaja de los radiadores y los emisores térmicos respecto a los convectores es que estos mantienen el calor durante más tiempo. Aunque si buscamos calor inmediato los convectores son mucho más rápidos que los otros dos.

También debemos tener en cuenta que tanto los radiadores como los emisores tienen un alto consumo energético aunque ambos cuentan con termostato y programador para regular la temperatura.

Se trata de tres sistemas de calefacción que no contaminan el medio ambiente ya que no emiten ni gases ni residuos.

¿Vas a seguir pasando frío? No te lo pienses más, visita Electrowifi y elige ya la opción que tu prefieras entre la amplia selección de productos que hemos seleccionado para ti.

Otras publicaciones relacionadas que pueden ser de tu interés: