Mostrando 1 - 32 de 88 items

Secadoras

Existen tres tipos de secadoras: con bomba de calor, por condensación y de evacuación.

A continuación hacemos un pequeño desglose de cada una de ellas para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades:

SECADORA CON BOMBA DE CALOR

El funcionamiento mediante bomba de calor permite ahorrar energía porque hace que la secadora “reutilice” el calor. Aunque técnicamente funcionan por condensación, se diferencian de éstas en que no gastan energía en calentar el aire a lo largo del ciclo de secado.

El mecanismo de las secadoras con bomba de calor consiste en repetir una y otra vez el mismo ciclo:

  1.        La secadora hace circular el aire por el interior con un ventilador.
  2.        El aire pasa por el calentador. Un líquido refrigerante lo calienta.
  3.        El aire caliente sale del calentador.
  4.        Ese aire pasa al tambor, dónde hace que la humedad de la ropa se evapore.
  5.        El aire está caliente y húmedo. En ese momento pasa al condensador, donde devuelve el calor al líquido refrigerante, enfriándose. El vapor de agua se condensa y el aire se seca.
  6.        El aire frío y seco sale del condensador
  7.        El aire frío y seco vuelve al calentador, donde el líquido refrigerante le transmite calor. El calor se reutiliza y se reinicia el ciclo.

La ventaja de estas secadoras es la de transportar el calor de un sitio a otro par aprovecharlo al máximo, de esta forma se emplea la energía justa para secar la ropa. Pueden llegar a alcanzar clases de eficiencia energética A++.

Otra ventaja es que secan a temperaturas inferiores, por lo que ofrecen un mayor cuidado para la ropa y los tejidos más delicados.

En cuanto al mantenimiento es necesario que limpies el filtro de pelusas después de cada uso.

 

SECADORA DE CONDENSACIÓN

Este tipo de secadoras cogen el aire de fuera y lo calientan con una resistencia eléctrica. Cada vez que cogen el aire tienen que calentarlo, por eso son menos eficientes que las secadoras con bomba de calor.

El aire calentado mediante resistencia eléctrica seca la ropa del tambor. A la vez, coge aire frío y seco del exterior a través de un conducto de la parte delantera de la secadora.

Cuando este se cruza con el aire caliente y húmedo procedente del tambor el aire caliente se enfría, haciendo que la humedad se condense y se convierta en agua. Finalmente, el agua se elimina a través del desagüe.

El aire en las secadoras por condensación pasa por una serie de fases:

  1.        La secadora toma el aire del exterior por la parte trasera y lo calienta mediante una resistencia eléctrica.
  2.        El aire caliente pasa al tambor, donde evapora la humedad del agua, secándola.
  3.        Al mismo tiempo, toma aire frío y seco del exterior por la parte delantera.
  4.        Cuando el aire caliente y húmedo procedente del tambor se cruza con la corriente de aire frío y seco, se enfría. La humedad que llevaba se condensa, convirtiéndose en agua.

 

SECADORA DE EVACUACIÓN

Estas son las más antiguas, este tipo de secadoras expulsan el aire a través de un tubo o conducto, por lo que su ubicación requiere un espacio en el que instalar esta salida.

Suelen ser más económicas, pero conllevan un mayor consumo energético.

El funcionamiento de estas secadoras es muy sencillo. Toman el aire del exterior y este pasa a través de unas resistencias que lo calientan. Una vez caliente, el aire se introduce en el interior del tambor donde se encuentra la ropa mojada, se carga de humedad y se expulsa al exterior a través de un tubo.