Extractores

Mostrando 1-20 de 20 artículo(s)

Extractor de cocina

Los extractores de cocina son un elemento esencial en cualquier cocina, ya que se encargan de eliminar el humo, el vapor y el olor que se produce durante la cocción. Están compuestos por una serie de filtros que atrapan las partículas de grasa y polvo que flotan en el aire y las retienen para evitar que se dispersen por la cocina.

Los extractores de cocina se colocan en la parte superior de la cocina y se conectan a un conducto de ventilación que las conecta con el exterior. Pueden ser de una sola velocidad o tener varias velocidades, y pueden ser de tipo mecánico o con un control electrónico.

Existen diferentes tipos de extractores de cocina, cada uno con sus propias características y ventajas. Algunos de los tipos más comunes son:

  • Extractor de pared: esta es la opción más común y se coloca en la parte superior de la cocina. Tiene una serie de filtros que atrapan el humo, el vapor y el olor de la cocina. Los extractores de pared pueden ser de una sola velocidad o tener varias velocidades, y pueden ser de tipo mecánico o con un control electrónico.

  • Extractor de techo: estos extractores se colocan en el techo y son ideales para cocinas con una altura de techo elevada. Son más discretos que los extractores de pared y pueden integrarse de manera más fácil en el diseño de la cocina.

  • Extractor de isla: estos extractores se colocan en el centro de la cocina, por encima de la isla o mesa de cocina. Son ideales para cocinas abiertas o en las que la encimera está lejos de la pared.

Es importante mantener y limpiar regularmente el extractor de cocina para prolongar su vida útil y garantizar su buen rendimiento. Los filtros deben retirarse y lavarse con agua caliente y detergente suave según las instrucciones del fabricante. Si los filtros están muy sucios, puedes sumergirlos en una solución de agua caliente y vinagre durante unos minutos para eliminar la grasa y el aceite.

Extractor de baño

Los extractores de baño son un elemento esencial en cualquier baño, ya que se encargan de eliminar el vapor y el olor que se produce durante el uso del baño. Están compuestos por una serie de filtros que atrapan las partículas de polvo y humedad que flotan en el aire y las retienen para evitar que se dispersen por el baño.

Los extractores de baño se colocan en la parte superior del baño y se conectan a un conducto de ventilación que los conecta con el exterior. Pueden ser de una sola velocidad o tener varias velocidades, y pueden ser de tipo mecánico o con un control electrónico.

Existen diferentes tipos de extractores de baño, cada uno con sus propias características y ventajas. Algunos de los tipos más comunes son:

  • Extractor de techo: estos extractores se colocan en el techo del baño y son ideales para baños con una altura de techo elevada. Son más discretos que los extractores de pared y pueden integrarse de manera más fácil en el diseño del baño.

  • Extractor de pared: esta es la opción más común y se coloca en la parte superior del baño. Tiene una serie de filtros que atrapan el vapor y el olor del baño. Los extractores de pared pueden ser de una sola velocidad o tener varias velocidades, y pueden ser de tipo mecánico o con un control electrónico.

  • Extractor de ventana: estos extractores se colocan en la ventana del baño y son ideales para baños con ventanas pequeñas o sin espacio para colocar un extractor de techo o de pared.

Es importante mantener y limpiar regularmente el extractor de baño para prolongar su vida útil y garantizar su buen rendimiento. Los filtros deben retirarse y lavarse con agua caliente y detergente suave regularmente, o según las instrucciones del fabricante. Si los filtros están muy sucios, puedes sumergirlos en una solución de agua caliente y vinagre durante unos minutos para eliminar la humedad y el polvo.

Limpiar extractor de cocina

Limpiar el extractor de cocina es una tarea esencial para garantizar su buen rendimiento y prolongar su vida útil. Aquí te presento algunos consejos para limpiar tu extractor de cocina:

Desconecta el extractor: antes de empezar a limpiar el extractor de cocina, asegúrate de desconectarlo de la corriente eléctrica para evitar posibles accidentes.

Retira los filtros: la mayoría de los extractores de cocina tienen unos filtros que se encargan de atrapar el humo, el vapor y el olor de la cocina. Retira estos filtros y lávalos con agua caliente y detergente suave. Si los filtros están muy sucios, puedes sumergirlos en una solución de agua caliente y vinagre durante unos minutos para eliminar la grasa y el aceite.

Limpia el interior y el exterior del extractor: utiliza un paño húmedo y un poco de detergente suave para limpiar el interior y el exterior del extractor. Asegúrate de secar bien el extractor después de limpiado.

Revisa los conductos: si el extractor de cocina tiene conductos de ventilación, asegúrate de revisarlos y limpiarlos si es necesario. Esto ayudará a evitar obstrucciones y a mantener el buen rendimiento del extractor.

Vuelve a colocar los filtros: una vez que hayas limpiado el extractor de cocina, vuelve a colocar los filtros en su lugar. Asegúrate de que queden bien colocados para evitar posibles obstrucciones.

Siguiendo estos consejos, podrás limpiar el extractor de cocina de manera eficiente y garantizar su buen rendimiento. Recuerda hacerlo con regularidad para prolongar la vida útil del extractor y mantener una cocina fresca y libre de humo, vapor y olor.

Producto añadido a la lista